El Cine Como Arte Subversivo y transgresor de Amos Vogel

Bajo la premisa de que el cine es un arte incitador de la revolución porque “el ejercicio de subversión es el de la imaginación y el de la crítica”, Ambulante Ediciones y la Secretaría de Cultura presentaron la primera traducción al español del libro El Cine Como Arte Subversivo, del cineasta y curador Amos Vogel (1921-2012).

La obra está compuesta por ensayos en donde el cineasta, conocido por su importante labor como promotor del cine independiente, explicó qué hace subversivo a un filme, esto a través del análisis de elementos del montaje, la narrativa y la temática de 600 películas.

“Lo importante de traducir este libro es mostrar que escribir sobre cine es una manera de reflexión”, aseguró la editora Lorena Gómez Mostajo durante la presentación realizada en la Cineteca Nacional como parte de la gira de documentales Ambulante 2017.

De acuerdo a Gómez Mostajo el libro, escrito en 1974 y de venta en Librerías Educal, es “una especie de manifiesto donde Vogel expuso que los directores que van contra la pasividad de la forma y del discurso, son los que pueden abrir la conciencia de las personas”.

La obra literaria, que de acuerdo al traductor Tiosha Bojórquez “es una enciclopedia para entender el cine”, se refiere al concepto de subversión desde temas como la sexualidad, la muerte, el nacimiento y el cine pornográfico.

Amos Vogel explicó la relación entre las personas creadoras de cine y las espectadoras a través del concepto de subversión. “Planteó que la forma puede subvertir el contenido, el contenido a la forma y estos dos pueden cambiar al público”, expuso la también editora del libro, Mara Fortes Acosta.

Por su parte la curadora asistente del departamento de cine de la Galería Nacional de Arte de Washington, Joanna Raczynska, dijo que Vogel veía en el cine un medio para transformar a las personas “por ejemplo cuando no han visto algo antes y lo descubren a través de un filme”.

El Cine Como Arte Subversivo también conjuga una serie de fotogramas en donde el autor escribió un breve análisis de diversas películas y a partir de las imágenes interpretó un discurso político y estético.

“Las imágenes del libro son un libro en sí”, comentó al respecto Fortes Acosta.

La forma en la que está escrito el libro está influenciado “por la manera en la que Vogel veía a la psicología, el marxismo y la física”, aseguró Tiosha Bojórquez.

Amos Voguel es reconocido por la creación, junto con su esposa Marcia, del cineclub Cinema 16 (1947-1963), labor que concuerda con su visión del cine “como un espacio político capaz de crear el diálogo, deducir ideas y contraponerlas”, según la editora Gómez Mostajo.

Como curador, Amos Vogel se encargó de exhibir cine experimental, documental y educativo que mostraba ideas consideradas como transgresoras para su época.

Texto y Fotos: Montserrat Antúnez Estrada
Imagen: Especial

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *